Manifiesto

pride2016_catMANIFIESTO PRIDE Barcelona 2016

PERSONAS TRANS* Tan comunes, como diversxs

Somos los y las representantes activxs del movimiento LGTBI que hemos luchado por nuestros derechos en la ciudad de Barcelona en los últimos cuarenta años. Luchas que nos han llevado a la realidad que vivimos hoy, y donde siempre han estado presentes las personas trans.

Hoy nos reunimos para celebrar y visibilizar nuestro orgullo y en especial el de las personas trans*, dando nuestro apoyo a una visión inclusiva, no binaria y no patologizada del género. Rechazamos: las fobias ante nuestra manera de ser, el dogmatismo que nos encasilla, la visión distorsionada que mucha gente todavía tiene de nosotrxs. Ahora es el momento de trabajar todos y todas juntas y de levantarnos contra la violencia física y psicológica a que nos somete el sistema heteropatriarcal.

Denunciamos la exclusión, la violencia, la representación que se hace socialmente de nosotrxs, olvidando que somos mucho más que nuestra identidad de género o nuestra orientación afectivo-sexual. Desmontamos con nuestra presencia y participación todas aquellas presiones y visiones homogeneizadoras. ¡Viva la diversidad! ¡La diversidad es lo que enriquece a nuestra sociedad, no la ocultemos!

Queremos una cobertura sanitaria integral y por eso solicitamos al Ministerio de Sanidad y Política Social, y a la Generalitat de Catalunya un nuevo protocolo de atención a las personas trans no patologizada y basado en los Derechos Humanos. Queremos que la atención sanitaria sea digna, libre y universal; que se ponga especial cuidado a la atención para aquellos más vulnerables: niños, personas mayores, inmigrantes, personas dependientes, personas con enfermedades crónicas… Hace falta aprobar y dotar económicamente un plan de acción para la prevención del VIH que incorpore las nuevas estrategias de prevención del VIH desde una perspectiva de salud sexual así como formación de los profesionales sanitarios para conseguir avances reales.

Consideramos urgente que se revise la “Ley de Identidad de Género”, eliminando el diagnóstico de disforia de género para acceder al nombre deseado. Exigimos la libertad para escoger nombres y sexo a los documentos oficiales. Queremos que la ley dé cobertura también a las personas inmigrantes y a las menores de edad.

Queremos que las empresas favorezcan el acceso al trabajo a las personas trans y para eso pedimos la implicación de sindicatos, empresarios y administraciones; que denuncien y prevengan las situaciones de exclusión; que haya un reconocimiento real de los derechos laborales y sociales de las personas trans; que se nos facilite el acceso a la vivienda.

Rechazamos y combatimos cualquier abuso, violencia o explotación laboral o sexual. Y exigimos derechos para las personas trans migradas, que a menudo llegan a Cataluña huyendo de amenazas y discriminación extremas: acceso a la regularización, a la salud y al resto de derechos ciudadanos y servicios públicos en igualdad de condiciones.

Pedimos formación para los profesionales de la administración, el ámbito social, educativo y de la salud sobre las múltiples manifestaciones de la diversidad humana y su especial atención.

Queremos que la sociedad y los medios de comunicación asuman una visión respetuosa e inclusiva que acabe con los estereotipos creados por la ignorancia y que conducen a la transfobia, así como a las otras LGTBIfobias.

Exigimos que los gobiernos y la justicia actúen ante cualquier agresión o violación de nuestros derechos. En un momento en que se están incrementando los ataques violentos a nuestro colectivo, con varios casos recientes a la comunidad de Madrid, reclamamos una respuesta contundente por parte de las administraciones y de la sociedad en general.

Exigimos una atención correcta a las personas trans de edad avanzada y de todo el colectivo LGTBI por parte de los profesionales de atención directa en las residencias, centros de día y centros de salud, con respeto y atendiendo la especificidad de cada caso. No queremos que sean maltratadas o despreciadas, por su identidad de género u orientación sexual, en una etapa de su vida en la cual son todavía más vulnerables.

Queremos igualmente poner especial énfasis en toda una nueva generación de niños y niñas trans que expresan a una edad temprana su identidad y su disconformidad con el género asignado al nacer. Estos niños, niñas y jóvenes merecen disfrutar de los mismos derechos que el resto de niños, niñas y jóvenes. Hoy estamos aquí también para reivindicar su derecho a ser quien son.

Queremos que la realidad LGTBI entre en positivo en las escuelas e institutos, así como en otros espacios de la educación y el ocio, para enseñar a las nuevas generaciones la pluralidad del género humano, superando el binarismo y la visión heterocentrista.

Exigimos la implantación de protocolos adecuados en todos los centros educativos para combatir la LGTBIfobia, el acoso y la exclusión de cualquier persona por razones de identidad de género u orientación sexual. Hay que acabar de manera definitiva con el bullying en las escuelas. ¡Ni un menor más puede pasar por este infierno! No podemos permitir ningún otro suicidio como el del pasado diciembre.

Denunciamos públicamente la extrema violencia generalizada y los asesinatos que sufren las personas trans por el hecho de serlo, en todo el mundo. Denunciamos igualmente la impunidad con que se está cometiendo este genocidio y la falta de medidas por parte de los gobiernos para erradicarlo, y exigimos la implicación de toda la sociedad, especialmente de los gobiernos, organismos internacionales y ONGs competentes en materia de Derechos Humanos, tanto para tomar directamente medidas legislativas y judiciales encaminadas a acabar con este genocidio, como para ejercer presión sobre los gobiernos con el objeto que tomen estas medidas. También exigimos al gobierno español que salvaguarde los derechos de las personas trans que buscan protección internacional en nuestro país, velando por su seguridad, su correcta atención y su inclusión en las ciudades donde son acogidas.

Esperamos que llegue el día en que estas reivindicaciones se vean satisfechas. Lo que no olvidaremos es la memoria de los y las compañeras que no pueden compartir con nosotrxs esta manifestación y que nos sirven de recuerdo para no olvidar la lucha y el activismo necesario para fomentar y mantener los cambios necesarios para una sociedad mejor que nos incluya. NI OLVIDO NI PERDÓN. JUSTICIA, VERDAD y REPARACIÓN.

¡LA TRANSFOBIA Y LA LGTBIFOBIA PERJUDICAN SERIAMENTE NUESTRA SALUD, Y LA TUYA!